26-11-2015
¿Piernas hinchadas? Descubre cómo evitarlas con unos sencillos consejos
Hay momentos del año, como por ejemplo en verano, que podemos llegar a sentir que nuestras piernas se hinchan, provocando cierto malestar.

La hinchazón de piernas se debe fundamentalmente a una disminución del drenaje natural de nuestros sistema venoso y linfático. Es importante destacar que no siempre que hay edema o hinchazón quiere decir que estemos "fatal" de la circulación.

A veces, determinadas situaciones hormonales, posturales o ligadas a desequilibrios electrolíticos (sales orgánicas) pueden provocar estas situaciones.

Esta sensación puede aumentar con la edad, si existe de base una disfunción sea venosa o, en ocasiones, de tipo cardiológico. También los hábitos poco saludables como la vida sedentaria o la mala alimentación, pueden provocar una aparición de retención de líquidos.

Pero si te estás preguntando cómo evitar las piernas hinchadas o cómo reducir las molestias provocadas por este fenómeno, aquí te vamos a dar unos sencillos consejos que te ayudarán a mejorar la circulación y a reducir la hinchazón.

En el trabajo

Si trabajas muchas horas sentado, de pie o en la misma posición, haz una breve pausa cada hora y muévete, anda un poco o suelta las piernas. Verás cómo notas los efectos positivos de inmediato, se reducirá el cansancio y la sensación de pesadez.

Para los trabajos en los que se permanece sentado muchas horas, también se aconseja usar reposapiés que ayuden a mantener las piernas en una posición más elevada, mejorando la circulación y aliviando la sensación de cansancio.

Estando sentado realiza ejercicios de flexión y extensión de punta – talón.
Si donde trabajas hay aire acondicionado y normalmente vistes con pantalón, no te olvides de los útiles calcetines de compresión. Éstos son tu mejor aliado aunque es cierto que en verano son difíciles de llevar.


Come bien

Uno de los aspectos que más pueden ayudar a nuestra salud es la alimentación. Mantener una dieta sana y equilibrada nos ayudará a sentirnos mejor y tomar alimentos que no contengan mucha sal o azúcares, también contribuirá a mejorar la circulación y por tanto, a evitar la retención de líquidos que provoca la hinchazón de piernas.

Determinados alimentos y vegetales como el apio, los vegetales de hojas verdes, el berro, la alcachofa, el tomate, la zanahoria, los pimientos rojos y la cebolla también pueden ayudar a tu cuerpo a eliminar los líquidos más fácilmente y a sentirte mejor.

De la misma forma, conviene evitar alimentos muy grasos o carnes rojas, que, como ya es bien sabido, no favorecen a la circulación sanguínea.


Haz ejercicio

También resulta muy aconsejable realizar al menos 30 minutos de ejercicio cada día, ya sea caminar, salir a correr, ir en bici al trabajo si puedes o ir al gimnasio. Ahora con el buen tiempo apetece mucho más salir y hacer un poco de ejercicio moderado al final del día, además de sano, es una excelente terapia para desconectar de las preocupaciones de la jornada.
Sin embargo, no te olvides de hidratarte. Piensa que si tus riñones funcionan bien aunque bebas mucho no tendrás retención de líquidos.

Cuidado con el exceso de sol

Aunque el sol es una fantástica fuente de energía y vitamina, una exposición excesiva a los rayos solares puede dilatar las venas y provocar mala circulación e hinchazón en las piernas. Lo mejor es tomar el sol con moderación, sin abusar y evitando las horas máximas de calor.

Piensa que si sufres ya de una insuficiencia venosa, el sol, pero sobre todo el calor, es el que te puede provocar una cierta facilidad al hinchazón . El calor ayuda al relajamiento venoso y a la congestión veno-capilar.

Seguir estos sencillos consejos y hacerse un chequeo periódico con un especialista en salud vascular son la manera más eficaz de mantenerse sano y sentirse bien.


Volver a todas las noticias