Varices durante el embarazo
09-08-2013
Varices en el embarazo
Las mujeres que han sido madres, así como aquellas que lo están experimentando en estos momentos lo saben bien. El embarazo es una etapa muy especial en la vida de una mujer, pero este proceso conlleva también numerosos cambios en el cuerpo que pueden llegar a producir molestias o desarrollo de patologías derivadas del embarazo.

Durante el embarazo, uno de los sistemas del organismo que más se ve alterado en su funcionalidad es el sistema cardiovascular. El volumen de sangre en el sistema circulatorio de la mujer aumenta y la circulación de la sangre sufre algunos cambios.

La presión venosa aumenta en la zona inferior de la pelvis por el efecto de compresión que ejerce el útero dilatado que contiene al bebé, eso produce que especialmente en las piernas exista un aumento de la presión intravenosa facilitando el reflujo de sangre venosa y la aparición de válvulas insuficientes. Todo ello acaba por generar la aparición de nuevas venas o el aumento de venas existentes. Con todo ello, además de poder aparecer dolor de piernas y congestión de la zona genital  se favorece la retención de agua en el espacio intersticial de los tobillos. Seria lo que conocemos como la retención de líquidos y la hinchazón de piernas.

En ocasiones, esta situación puede favorecer la aparición de varices, tanto en las piernas como en otras zonas menos visibles pero de igual importancia, como la vulva o la vagina. Durante el embarazo, también es frecuente el desarrollo de hemorroides o edema en las piernas.

Las posibilidades de desarrollar varices durante el embarazo aumenta especialmente en mujeres con ciertas predisposiciones genéticas o de otra índole, como en personas con sobrepeso.

Aunque algunos de estos síntomas tienden a desaparecer tras la gestación, conviene prestarles la atención adecuada y consultar con un especialista durante el embarazo para descartar complicaciones y para favorecer que la vuelta a la normalidad tras el embarazo se produce con total garantía para la mujer. Además durante el embarazo existen tratamientos y consejos que pueden ser muy útiles para mitigar esas molestias.

Algunas  varices, permanecerán tras el embarazo, pero las mujeres hoy tienen a su alcance diversos métodos para eliminar las varices sin dolor ni cirugía. Para más información, consulta la sección de flebología de nuestra web.
Descubre nuestros tratamientos para varices | Volver a todas las noticias