28-06-2017
Cómo aliviar la pesadez de piernas
La pesadez de piernas tiene un origen múltiple, lo más común es que se deba a una mala circulación de la sangre, pero, en ocasiones, aparece en mujeres que aparentemente no tienen nada. Incluso en estos casos, consultar con un especialista para realizar una ecografía vascular puede resultar totalmente normal. En algunos casos, esta sensación puede venir acompañada de hinchazón en las extremidades inferiores.

A lo largo de este artículo te vamos a ofrecer algunas ideas que te ayudarán de manera sencilla a aliviar la sensación de pesadez en las piernas.

Eleva las piernas siempre que puedas. Cuando estés en el sofá al final del día o al irte a la cama, intenta que tus piernas estén más elevadas que el cuerpo y verás cómo la sensación de pesadez irá desapareciendo. Mantener las piernas en alto es una práctica tan antigua como eficaz para reducir los síntomas de congestión.

Otro de los remedios más eficaces para aliviar la sensación de pesadez son las duchas de piernas alternando agua fría y caliente. Con ellas reactivarás tu circulación y te sentirás mejor. Siempre debes acabar con el agua fría.

Si eres de esas mujeres que adoran los zapatos de tacón o la ropa ajustada, deberás saber que son hábitos que no ayudan mucho a mantener una correcta salud en las piernas. Piensa que los zapatos de tacón limitan el mecanismo de bombeo desde la musculatura gemelar (la pantorrilla), por ello, en esta época, alterna los tacones muy altos con zapato cómodo. Tampoco debes abusar de los pantalones ajustados a nivel muslos o pelvis.

Y si ya padeces de la temida hinchazón de piernas, un remedio que resulta muy efectivo para aliviar el dolor o la pesadez es masajear las piernas para estimular la circulación. El masaje siempre resulta agradable y puedes hacerlo tú mismo, pero si cuentas con la ayuda de alguien, seguro que el resultado será mucho mejor.

Acompaña el masaje con algún tipo de gel frío para las piernas. La sensación de frescor resulta un gran alivio para la pesadez y ayuda al descanso de las piernas. Puedes utilizar tu crema hidratante habitual colocándola unas horas en el frigorífico, en la zona menos fría.

Pero si a pesar de estos consejos las molestias se acentúan, lo mejor es que consultes con uno de nuestros especialistas en medicina flebológica para descartar que la pesadez de las piernas pueda deberse a patologías venosas.
Volver a todas las noticias