02-07-2017
63º CONGRESO DE ANGIOLOGÍA Y CIRUGÍA VASCULAR CELEBRADO EN GIJON
Precisamente con el título “¿Son quirúrgicas todas las varices?” los doctores Enrique Roche, del servicio de Angiología y Cirugía Vascular del Hospital General de Catalunya y el Hospital del Sagrat Cor de Barcelona, y José María Escribano, del servicio de Angiología y Cirugía Vascular del Hospital de la Vall d’Hebrón y del Hospital Universitari Dexeus de Barcelona, han presentado sus puntos de vista durante el 63º Congreso de Angiología y Cirugía Vascular, que se ha celebrado entre el 6 y el 9 de junio en Gijón.
Entre otros temas, se abordó el hecho de que pasar por quirófano para solucionar un problema de varices puede no ser solo una cuestión médica, sino también estética. Según el doctor Enrique Roche extender el tratamiento quirúrgico a todas las varices, sintomáticas o no es posible, ya que las nuevas técnicas “son mínimamente invasivas, tienen un altísimo grado de satisfacción, mínimas complicaciones y un coste razonable”.
Un cambio de mentalidad en 10 años
“No podemos tener la misma mentalidad ahora que hace 10 años, ha habido un cambio radical y ahora disponemos de tratamientos eficientes, muy estéticos y muy poco agresivos”, ha explicado el doctor Roche. “En el caso de personas jóvenes, tiene un beneficio estético, pero también para su salud vascular y en el caso de personas de avanzada edad, el hecho de que sean operaciones tan poco invasivas, facilita que se puedan realizar incluso con enfermedades asociadas y que puedan mejorar su calidad de vida”, añadió.
Actualmente existen métodos, como la radiofrecuencia y la aplicación de polidocanol en espuma o la cirugía endovascular por láser, de rápida recuperación y bajo riesgo. Para el doctor Roche, “ya no estamos hablando de anestesias generales y grandes cicatrices; apenas una punción que va a mejorar ostensiblemente la calidad de vida del paciente, y sí, también la percepción estética”.
Por su parte, el doctor Escribano aseguró que, efectivamente, cada vez hay métodos para actuar sobre las varices más seguros y eficaces, pero que, especialmente en el caso de las asintomáticas, “hay que informar muy bien al paciente y estar seguro de que entienda que es una cirugía, aunque sea poco invasiva, y que tiene complicaciones asociadas, además de riesgo de recidiva”. Escribano recordó que existen otros tratamientos no quirúrgicos, como la terapia de compresión que también dan buenos resultados.


Roche: "Las varices se deberían operar sin ingreso hospitalario"
El experto catalán afirma que ni la edad ni el sobrepeso son freno para una cirugía que "en nada se parece a la de hace años"
Asistentes a la sesión de cierre, ayer, del congreso de especialistas vasculares nacionales, en la Feria J. PLAZA
El cirujano vascular Enric Roche lleva años prestando especial atención al tratamiento de la enfermedad venosa crónica, y dentro de ella a la solución de las varices, tanto desde el ámbito de la sanidad pública -donde tuvo, en Cataluña, puestos de responsabilidad- como de la privada. Convertido en una voz autorizada, estos días participó en el congreso de la Sociedad Española de Angiología y Cirugía Vascular que ayer se clausuró en la Feria.
Y en Gijón quiso defender el planteamiento de que "todas las varices, sean un problema estético o un problema clínico, deberían tener como posibilidad un tratamiento quirúrgico dado que las nuevas técnicas son mínimamente invasivas, tienen altísimo grado de satisfacción y mínimas complicaciones. Todo el avance que ha habido en los últimos años en la especialidad, con la posibilidad que tenemos de abordar los problemas de los vasos -venosos o arteriales- desde el vaso y no desde fuera como hacíamos antes, han ido en la dirección de facilitar y mejorar el resultado de las operaciones de varices. Y eso no lo podemos ignorar ni los médicos ni los pacientes", comentó.
Roche, pese a haber defendido un Gijón "una postura un poco al límite, para forzar el debate", sí que considera que en la actualidad "hay tantos instrumentos, técnicas y procedimientos tan poco agresivos, con resultado tan bueno, que hay muy pocos pacientes a los que yo recomiendo no operarse de varices".
Asegura que ya ni el límite de edad, ni de peso, son freno para unas intervenciones "que en nada se parecen a lo que se hacía antes. El cambio es abismal y aunque en España aún se trabaja en una línea conservadora, lo que viene de los países más punteros es aún mejor". Recuerda que "empecé teniendo a mis pacientes operados durante una semana ingresados en el hospital, en cama"; en la actualidad esa forma de abordaje no se contempla. "La mayoría de pacientes se debería poder operar de forma ambulatoria, sin ingreso, haciendo que el paciente se incorpore a su actividad física casi de forma inmediata. Y en los mejores países, hasta las técnicas se hacen en las consultas, sin llevar a quirófano a los pacientes".
Lo que no ha cambiado es, como bien explicó el doctor Roche, que a los pacientes con insuficiencia venosa crónica -que es la incapacidad de las venas para realizar el adecuado retorno de la sangre al corazón, lo que provoca acumulación en las piernas, con diferentes síntomas y problemas, uno de los cuales son las varices- "hay que decirles que la suya es una enfermedad muy prevalente, crónica y progresiva, que aunque es poco grave, siempre va a peor". Del peso que tiene este problema en la sanidad habla el que "es el tercer motivo de consulta general en la Primaria, ya sea por dolor de piernas, hinchazón, venas dilatadas...", reseñó.
Sin cura para la insuficiencia venosa crónica, la consulta con el especialista busca "controlar que la situación no derive en riesgo potencial. Lo que podemos hacer es tratar la evolución de la enfermedad". Y las líneas de tratamiento pasan obligatoriamente por consejos de vida saludable: la terapia compresiva "pero no de unas medias cualquiera, sino de unas realmente validadas con efecto de compresión decreciente y adecuada a la persona"; para seguir con el control de peso y ejercicio -también con la media de compresión puesta-; en segundo nivel están los tónicos o fármacos venosos y al final la línea intervencionista cuando se trata de varices.


Volver a todas las noticias