Especialidad de traumatología y cirugía ortopédica
Cirugía ortopédica y traumatología
Estudio, desarrollo, conservación y restablecimiento de la forma y función de las extremidades, la columna vertebral y sus estructuras asociadas
La Traumatología y Cirugía Ortopédica es la Especialidad médico-quirúrgica que se ocupa del estudio, desarrollo, conservación y restablecimiento de la forma y de la función de las extremidades, la columna vertebral y sus estructuras asociadas, por medios médicos, quirúrgicos y físicos.

Desde los inicios de la historia del hombre, este ha intentado reestablecer las condiciones físicas naturales de aquellos que las habían perdido por accidentes o debido a enfermedades. Es muy probable que las primeras manifestaciones terapéuticas de la traumatología y la ortopedia fuesen el resultado de gestos intuitivos derivados de la necesidad de parar una hemorragia, curar una herida o una fractura. El objetivo era el mismo que hoy, devolver al individuo su estado físico normal.

Hoy la especialidad de traumatología y de cirugía ortopédica ha cambiado sustancialmente, debido al avance de las técnicas utilizadas para diagnosticas y tratar las patologías.
La ortopedia contemporánea se orienta hacia el estudio de la forma y la función de nuestros músculos y esqueleto, con el fin de combatir alteraciones o afecciones que producen deformaciones en la estructura del cuerpo y, en consecuencia, alteran el correcto funcionamiento de los mecanismos fisiológicos. Asimismo, también trata de dar solución a las enfermedades que afectan a los huesos y a los tejidos blandos del cuerpo que van perdiendo su función.

La especialidad de cirugía ortopédica y traumatología contempla la valoración clínica, la prevención de patologías, así como el diagnóstico y tratamiento de las mismas cuando se dan. Los tratamientos pueden darse por medios quirúrgicos y no quirúrgicos y, con frecuencia, se hace necesario un trabajo de rehabilitación para que el paciente recupere, total o parcialmente, el correcto funcionamiento del aparato locomotor y sus estructuras asociadas.
Actividad investigadora
El progreso y el avance de la medicina se basa en la investigación y experimentación de la etiología, diagnóstico, conocimiento de la historia natural y el tratamiento de las enfermedades. La práctica de una actividad investigadora eficaz, nos permite profundizar en el conocimiento de las enfermedades músculo-esqueléticas, mejorar en el conocimiento de las medidas terapéuticas empleadas, el conocimiento y puesta a punto de las nuevas técnicas e implantes quirúrgicos y mejorar la calidad asistencial.
Las patologías y sus tratamientos
Existen diferentes enfermedades relacionadas con la cirugía ortopédica, entre las que destacan:

1- Patología del Hallux valgus.
2- Patología hombro. Tendinitis y lesiones degenerativas dolorosas.
3- Patología de las grandes articulaciones de extremidades inferiores. Artrosis de cadera y rodilla.

La labor de Clínica Vascular Barcelona es prevenir muchas de estas patologías. Y si la prevención no es posible, trabajamos para diagnosticar y tratar estas enfermedades a través de métodos poco agresivos y aplicando los últimos avances científicos.
El hallux valgus
Es la deformidad más frecuente del pie
El hallux valgus es la deformidad más frecuente del pie y de todas las deformidades esqueléticas. Se da cuando la punta del dedo gordo se desvía hacia el exterior al tiempo que la cabeza del primer metatarsiano se desvía hacia el interior. Cuando esto ocurre, se da como resultadolo una deformidad formada por un ángulo abierto hacia afuera del pie.

En el pie en estado natural, el dedo gordo sigue la dirección del primer metatarsiano y el antepie tiene forma de abanico. Con el uso de zapatos, el dedo gordo desvía su posición natural hasta alcanzar una posición valga, es decir hay un hallux valgus fisiológico, en el cual el dedo gordo forma un ángulo de menos de 8º con el eje del pie, y menor de 15 la desviación en varo del primer metatarsiano. Esto podría considerarse normal y solo en el caso de un ángulo excesivo se le da la denominación de hallux valgus.

La prominencia medial de la cabeza del primer metatarsiano aparece cuando el ángulo entre el primer y el segundo radio supera los 10° con más de 18° de hallux valgus
El juanete, por su parte, es una deformidad en la estrucuta ósea del pie que tiene como resultado a aparición de una protuberancia junto al dedo gordo. Esta tiene diversas causas, como como higroma, osteofito, quiste sinovial, metatarso varo, etc. Suele acompañar al hallux valgus, pero tambien se puede presentar aislado.
Causas y tratamientos del Hallus Valgus
  • CAUSAS DEL HALLUX VALGUS
Existen algunos factores de carácter estructural que propician el desarrollo del hallux valgus: - Ll metatarso primus varus. Ocurre cuando se da un ángulo intermetatarsiano mayor o igual que 14°. Está considerada como la deformidad básica y puede ser de carácter congénito o adquirido. Si es congénita. Suele estar asociado a un pie pronado con aplanamiento del arco longitudinal medial. La afección es a menudo bilateral el primer metatarsiano está en rotación. Si es adquirida. En la edad media de la vida y con el aumento de peso, el antepié se ensancha, por lo que el primer metatarsiano se dispone en varo más acentuado. - La laxitud ligamentosa. - La pronación del antepié. - La contractura del tendón de Aquiles. - El calzado inadecuado. Llevar zapatos no tiene porqué ser causa directa de la deformidad de metatarso varo, si bien es cierto que, cuando aparece la deformidad, puede deverse al uso de calzado, ya que el zapato moderno no permite que el dedo continúe en la dirección del primer metatarsiano varo. El hallux valgus también puede darse en el público jóven aunque de manera lago diferente. En el caso del pie juvenil, el hallux tiene una desviación menos pronunciada, además de que existe menor prominencia medial y la presencia de deformidad rotacional del primer dedo sólo se da en pacientes con deformidad grave. Para detectar si se está produciendo algún síntoma de deformidad o mal funcionamiento, es importante prestar atención a las características articulares de las articulaciones tarsometatarsiana y metatarsofalángica.
  • TRATAMIENTO EN ADULTOS
Cuando el Hallux valgus va acompañado de dolor, el especialista realiza una evaluación clínica que permita determinar la cauda del dolor, así como el trtamiento más adecuado en cada caso. En muchos de los pacientes, se opta por la intervención quirúrgica siempre que se da dolor, deformidad o limitación en el uso del calzado. En menor medida, se opta por la cirugía por indicaciones estéticas, En la clínica vascular elegimos el mejor tratamiento para cada paciente, de manera que llegado el caso de indicación quirúrgica el Dr Arman utilizarà aquella técnica que mejor solucione el dolor y la deformidad de cada pie. Dentro de las distintas técnicas de tratamiento quirúrgico destacan las mínimamente invasivas que en este caso se denomina Cirugía percutánea del pie. Estas técnicas aportan un mayor confort analgésico al paciente haciendo la cirugia prácticamente indolora así como permiten la deambulación de inmediato de forma que el enfermo sale caminando de su propio pie el mismo dia de la intervención.
  • TRATAMIENTO EN ADOLESCENTES Y NIñOS
En el caso de los pacientes adolescentes o en edad infantil, la mayoría no precisan tratamiento, aunque la presión de los progenitores por atajar posibles complicaciones del problema les conduce a buscar tratamiento en las consultas médicas. La solución para estos casos en los que el dolor está asociado a un caso de pie plano, se suele solucinar con una plantilla especial que soporte el arco del pie. En casos más complejos en los que un niño o un adolescente presenta dolor o una deformidad que se hace evidente desde el punto de vista estético, se puede tratar mediante una férula termoplástica que se aplica durante la noche. Hay que decir, en cualquier caso, que no se consiguen resultados muy espectaculares.
Tendinitis del manguito rotador
Una de las dolencias físicas que se dan con más frencuencia en las extremidades superiores
Una de las dolencias físicas que se dan con más frencuencia en las extremidades superiores es el dolor de hombro. El hombro es una de las articulaciones con mayor movimiento del cuerpo, gracias a su composición, formada por varias articulaciones, tendones y músculos.

Pero, precisamente por ser una de las articulaciones más completas, también es una de las más propensas a sufrir problemas y dolores. Una de las dolencias que afecta al hombro con mayor frecuenca es El manguito rotador.

El hombro está compuesto por tres huesos: el húmero, el omóplato o escápula y la clavícula. El brazo se integra con el hombro gracias al maguito rotador.

A menudo, el funcionamiento del manguito rotador se ve alterado por diferentes patologías y acaba por ser una fuente de dolor. Algunas de estas patologías son:

- Tendinitis. Se da cuando los tendones del manguito rotador sufren irritación o daño.

- Bursitis. La bolsa encargada de lubricar el moviemiento de los tendones del manguito rotador puede inflamarse e hincharse con más líquido, causando dolor.

- Compresión. Al levantar el brazo, el espacio entre el acromión y el manguito rotados se ve reducido, pudiendo comprimir el tendón y la bolsa, algo que causa irritación y dolor.
Causas y tratamientos del Manguito rotador
  • CAUSAS DEL DOLOR EN EL MANGUITO ROTADOR
El dolor del manguito rotador se da con frecuencia en personas de edad media, así como en deportistas y personas que realizan actividades en las que usan los brazos por encima del nivel de la cabeza. Podría ser el caso de pintores, electricistas o empleados de la construcción, entre otros. Si bien es cierto que estas prácticas favorecen la aparción de la patología, en ocasiones el dolor también se da como resultado de una lesión menor o sin causa aparente.
  • SíNTOMAS Y DIAGNóSTICO DEL MANGUITO ROTADOR
El dolor del manguito rotador puede aparecer al levantar el brazo o al bajarlo desde un punto elevado. Además del dolor, en un primer momento puede experimentarse rigidez o inflamación local leve que puede ir desembocando en síntomas más graves como dolor durante la noche, pérdida de fortaleza y movimiento en la articulación o dificultad para realizar determinadas actividades, como poner el brazo detrás de la espalda para abrochar un botón o subir una cremallera. En todos estos casos, podríamos estar ante síntomas de un problema de manguito rotador que convendrá mirar con un especialista para descartar complicaciones. Examen médico y diagnóstico El médico examinará su rango de movimiento, para ello le pedirá que mueva el brazo en distintas direcciones. Al acudir a la consulta del especialista, el doctor tratará de indagar en sus antecedentes médicos e identificar los síntomas para proceder a realizar un exámen del hombro que permita diagnosticar el problema. Durante el diagnóstico, el facultativo revisará si existe sensibilidad a la presión, deformidad en la articulación, así como la fortaleza y el rango de movimiento del hombro. Si con estas pruebas no es suficiente para emitir un diagnóstico, es posible que se necesite de alguna prueba adicional como un estudio con radiografía o mediante resonancia magnética o ultrasonido. Éste último ofrece mejores resultados para identificar inflamación o presencia de líquido en el manguito rotador.
  • TRATAMIENTO DEL MANGUITO ROTADOR
El tratamiento propuesto por el facultativo en cada caso estará orientado a reducir o eliminar el dolor del hombro, así como a restablecer su funcionalidad normal si esta se hubiese visto afectada. En un primer momento, se podrá optar por un tratamiento que no implique intervención quirúrgica y ver si el paciente experimenta mejoría y recuperación de las funciones del hombro. Algunos ejemplos de tratamiento no quirúrgico son: - Reposo. Evitar determinados movimientos o actividad que producen la inflamación o dolor del hombro podrá ayudar a que la articulación recupere su funcionalidad normal. - Medicamentos antiinflamatorios no esteroideos. Algunos medicamentos como el ibuprofen y el naproxen reducen el dolor y la inflamación. - Terapia física. Mediante la realización de ejercicios leves de estiramiento se puede mejorar progresivamente el rango de movimiento del hombro. El terapeuta diseñará, en cada caso, aquellos ejercicios que mejor se ajustan al problema del paciente. - Inyección de corticoesteroides – Infiltraciones . Cuando el reposo, los medicamentos y la terapia física no resultan efectivas para eliminar el dolor, se puede optar por inyectar un anestésico local y una preparación de cortisona directamente en el manguito rotador.
  • TRATAMIENTO QUIRúRGICO
Cuando el tratamiento con los anteriores métodos no consigue aliviar el dolor, entonces se podría optar por realizar una intervención quirúrgica cuyo objetivo será crear más espacio para el manguito rotador dentro de la articulación para poder acabar con el dolor. La cirugía podrá plantearse de diversas maneras en función de cada caso. En algunos, el cirujano tratará de quitar la parte inflamada de la bolsa, o decantarse por una acromioplastia anterior, para quitar parte del acromion, procedimiento conocido como descompresión subacromial. En ambos casos, el procedimiento se puede realizar mediante una técnica artroscópica o una técnica abierta. Técnica artroscópica. Se inserta instrumental quirúrgico fino en dos o tres punciones pequeñas alrededor del hombro. Esto permite al doctor examinar la articulación con un endoscopio fibroóptico. Guiado por un monitor donde se ve la imagen captada por el endoscopio, el doctor procederá a intervenir las partes del hombro que sean necesarias. Este tipo de operación no deja apenas cicatrices. Si en el momento de la operación, se detectan otras patologías que afectan al hombro, como podría ser artrítis entre la clavícula y el acromión, inflamación del tendon del bíceps o desgarro parcial del manguito rotador, el cirujano podrá optar por tratar estas también para asegurar una completa recuperación de la articulación. Técnica quirúrgica abierta. En la cirugía abierta, se realiza una pequeña incisión en la parte frontal del hombro a través de la que el doctor puede acceder directamene al acromion y el manguito rotador. El desarrollo de la intervención se realiza de la misma manera que en la técnica antroscópica, aunque con este método si quedará una pequeña cicatriz. Técnicas de acromioplastia anterior. (Izquierda) Reparación artroscópica. (Derecha) Técnica quirúrgica abierta. Rehabilitación. Una vez realizada la intervención quirúrgica, se hace necesario un periodo de rehabilitación para que el hombro recupere su forma normal. Durante este periodo podría ser necesario llevar el brazo cabestrillo para evitar el movimiento del hombro y las heridas podrán cicatrizar más rápidamente. Una vez que el doctor vea que ha pasado el tiempo necesario, se quitará el cabestrillo y se comenzará con unos ejercicios de rehabilitación. El objetivo de los ejercicios de rehabilitación es fortalecer el hombro y recuperar el rango de movimiento de la articulación. El tiempo total de recuperación depende de la intervención y de la capacidad de recuperación del paciente, pero lo habitual es que se tarde entre 2 y 4 meses en lograr la recuperación. En clínica vascular el Dr. Arman puede completar en la misma consulta la exploración clínica y el diagnóstico de su patología de hombro mediante el estudio ecográfico de la extremidad. Desde 2010 la incorporación y el uso habitual de la ecografía en el estudio y manejo de esta extremidad supone una aceleración del proceso diagnóstico y terapéutico de estos enfermos ahorrando en algunos casos incluso la cirugía.
Artrosis
Afecta a los huesos y se produce por el desgaste del cartílago
La artrosis, también llamada osteoartritis es una enfermedad que afecta a los huesos y que se produce por el desgaste del cartílago, que es el encargado de amortiguar y proteger los las conexiones entre los huesos, así como de ayudar a que la articulación pueda moverse con facilidad.

Se trata de una patología de carácter degenerativo y es la que afecta más frecuentemente a las articulaciones, especialmente en edades avanzadas. Actualmente la padece un 16% de las personas adultas, de las que un 75% son mujeres.

También puede darse en edades tempranas en personas que presentan algún tipo de enfermedad de tipo genético como el síndrome de Ehlers-Danlos o el síndrome de hiperlaxitud articular.
TRATAMIENTOS
  • DIAGNóSTICO Y TRATAMIENTO DE LA ARTROSIS
El principal síntoma que permite identificar la artrosis es el dolor en las articulaciones. Cuando este síntoma aparece, se deberá realizar un exámen médico, acompañados de pruebas radiográficas que permitan ver el estado de los cartílagos y las articulaciones. Este exámen servirá también para descartar otras enfermedades de carácter articular, aunque es frecuente que con el desarrollo de la artritis también aparezcan otras enfermedades reumáticas. La artrosis es una efermedad crónica y degenerativa, por lo que su cura total no es posible actualmente. Lo que si es posible es aliviar los síntomas y favorecer la mejora articular a través de tratamientos farmacológicos y no farmacológicos. Para el tratamiento farmacológico se suelen utilizar analgésicos y antiinflamatorios para aliviar la presión y el dolor. Asimismo, el facultativo también podría optar, en algunos casos, por inyectar corticoides o medicamentos para directamente a la articulación. Como complemento, se da al paciente un tratamiento no farmacológico que, en la mayoría de los casos, consiste en una serie de ejercicios destinados a mejorar el movimiento natural de la articulación, así como a aumentar la fuerza de los músculos que trabajan en conjunto con la articulación. En algunos casos, también se trabajan aspectos como menora de la capacidad aeróbica o disminución del peso en aquellas articulaciones dolorosas. Otra de las prácticas comunes para aliviar el dolor de la enfermedad es aplicar frío y calor sobre la zona afectada. En casos en los que la articulación llega a estar gravemente dañanda, el especialista podría plantear una cirugía reparadora o que incluya el implante de prótesis articulares.
Prótesis total de Rodilla
consiste en la sustitución de la articulación de la rodilla por una prótesis que ofrezca las mismas funcionalidades
La prótesis total de rodilla consiste en la sustitución de la articulación natural de la rodilla por una prótesis que ofrezca las mismas funcionalidades. Este ha sido un gran avance de la cirugía ortopédica del siglo XX y es resultado de la labor de investigación de ingenieros y cirujanos. Con el avance de esta técnica se ha logrado devolver a numerosas personas la posibilidad de llevar una vida completamente normal, lejos del dolor o de los problemas de movilidad.
Prótesis de rodilla
  • CUáNDO ES NECESARIA UNA PRóTESIS DE RODILLA
No en todos los casos el cirujano decide implantar una prótesis de rodilla, ya que la intervención conlleva ciertos riesgos. Por eso suele darse sólo en aquellos casos en los que la enfermedad resulta muy dolorosa o incapacitante para el paciente y que no puede resolverse por otros métodos. Cuando la articulación está afectada por artrosis o por artritis reumatoide, se produce un efecto de desgaste en el cartílago articular. Esto produce dolor y rigidez, llevando al paciente a evitar el uso de la articulación dolorosa. Este proceso debilita también los músculos de la zona, con la consecuente pérdida de movilidad en la misma. En este caso, el implante de una prótesis de rodilla podrá ser la solución para acabar con el dolor y que el paciente pueda realizar sus actividades cotidianas con normalidad.
  • CóMO SE COLOCA UNA PRóTESIS TOTAL DE RODILLA
Ésta es una técnica quirúrgica que requiere la anestesia general del paciente. El cirujano retira los extremos óseos del fémur, la tibia y la rótula para, en su lugar, colocar unos componentes protésicos realizados con materiales artificiales que se articulan entre si, siendo capaces de desarrollar los mismos movimientos y funciones que la articulación original. Las prótesis destinadas a sustituir una articulación completa están compuestas por materiales capaces de ofrecer la misma movilidad que la articulación natural. Los más usados son metales, como acero inoxidable, aleaciones de cobalto, cromo o titanio y se combinan con un plástico muy duradero y resistente. La unión de los componentes con la estructura ósea se realiza mediante fijación con cemento o mediante anclaje directo al hueso.
  • PERIODO DE RECUPERACIóN
El periodo varía en función del paciente, pero los especialistas suelen animar a la persona a comenzar a usar la nueva articulación en un corto espacio de tiempo tras la operación. Al principio con movimientos leves, como ponerse de pie o dar unos pasos. Despues, un proceso de rehabilitación supervisado por el facultativo dará como resultado la progresiva recuperación de la movilidad y la fuerza en la rodilla. Tras la intervención el dolor de la artrosis habrá desaparecido y es posible que el paciente experimente algún tipo de dolor asociado a la operación y a la debilidad muscular de la zona, pero esto irá desapareciendo poco a poco.
Prótesis total de Cadera
Es uno de los mayores avances de la cirugía ortopédica del último siglo
La prótesis total de cadera está considerada como uno de los mayores avances de la cirugía ortopédica del último siglo. Mediante esta técnica se sustituye la articulación original dañada por una prótesis artificial que reproduce las funciones naturales de la cadera.
Prótesis de cadera
  • CUáNDO ES NECESARIO IMPLANTAR UNA PRóTESIS DE CADERA
La prótesis se plantea en aquellos casos en los que el paciente sufre de dolor continuado y crónico en la cadera, así como en aquellos en los que éste sufre incapacidad debido al estado dañado de la articulación. La principal causa del daño de la cadera es la artrosis, proceso que produce un desgaste progresivo en los huesos. También es causa frecuente la artritis reumatoidea, por la cual la membrana sinovial produce una serie de sustancias químicas que acaban con el cartílago articular. Estas patologías vienen acompañadas de rigidez y dolor, por lo que el paciente tiende a evitar el uso de la articulación para minimizar las molestias. Esto provoca que los músculos que se encuentran alrededor de la articulación se acaben debilitando y provocando la pérdida de movilidad de la cadera. Cuando se presentan los primeros síntomas, se debe visitar a un especialista que pueda hacer un diagnóstico de las patologías y determinar el alcance del problema. Si el alcance de la dolencia lo permite, el facultativo podría prescribir tratamiento no quirúrgico como alternativa a la cirugía. Si a pesar de esto el dolor y la incapacidad persisten, se optará por colocar una prótesis.
  • COLOCACIóN DE LA PRóTESIS DE CADERA
Para colocar la prótesis se utliza cirugía y el paciente deberá ser anestesiado para la realización del proceso. El cirujano sustituye la cadera dañada por una articulación artificial o prótesis. El extremo superior del fémur, cuya forma es esférica, se cambia por una esfera metálica unida a un vástago que se inserta dentro del hueso. Se implanta una cúpula de plástico en la cavidad esférica de la pelvis que está dañada. Los materiales utilizados en las prótesis totales están diseñados para permitir una movilidad similar a la de la articulación natural. Los componentes artificiales suelen estar compuestos por un elemento metálico que encaja exactamente en un elemento de plástico. Se utilizan diversos metales, como acero inoxidable, o aleaciones de cobalto, cromo y titanio. El plástico es polietileno, un material extremadamente duradero y resistente al desgaste. Normalmente, se utiliza cemento para fijar el componente artificial al hueso. También existen prótesis no cementadas que se encajan directamente en el hueso.
  • RECUPERACIóN TRAS EL IMPLANTE DE PRóTESIS DE CADERA
El periodo de recuperación variará en cada caso según el paciente aunque es normal que pocos días después de la operación el paciente ya pueda comenzar a mover la articulación, así como a ponerse de pie y comenzar a dar los primeros pasos. La determinación del propio paciente puede hacer que el proceso se acelere y comience a caminar con normalidad en un plazo de tiempo breve.
  • PRINCIPALES BENEFICIOS Y RIESGOS DE LA PRóTESIS DE CADERA
El principal beneficio es la desaparición del dolor, aunque si bien es cierto que algunos pacientes pueden tener alguna molestia en la articulación operada tras la intervención, debido a la cirugía y al estado debilitado de los músculos que rodean la cadera. Las molestias desaparecerán con el tiempo, dando paso a la recuperación de la fuerza en la musculatura.
Riesgos de una prótesis total
Son los comunes a cualquier intervención quirúrgica
Como en cualquier intervención quirúrgica, existen riesgos, pero el cirujano realizará una analítica y examen completo para determinar con más exactitud los posibles riesgos, que serán en todo momento explicados al paciente.

Asociado a este procedimiento, uno de los mayores riesgos que existen es la infección de la herida o la zona alrededor de la prótesis, incluso mucho tiempo despues de la intervención. Para evitar complicaciones, las personas con prótesis de rodilla deberán tomar ciertas precauciones antes de someterse a otros tratamientos médicos como manipulaciones dentales, sondajes y cualquier otro tipo de cirugía. En estos casos, el paciente deberá tomar antibióticos antes de cada procedimiento.

Además de estas complicaciones, también es posible que se den otras más relacionadas con el funcionamiento de la propia prótesis:

- Aflojamiento. Se trata de un problema mecánico, doloroso y el más frecuente en los pacientes que se han sometido a un implante. Si se produce gran aflojamiento, podría requerirse la sustitución de la prótesis implantada por otra.

- Luxación de la rótula. Se da en casos en los que la articulación de la rodilla padece importantes deformidades. En estas situaciones, la rótula puede discocarse, aunque sin mayores consecuencias, ya que el propio paciente podrá recolocarla en su lugar. Sólo en casos extremos se requiere una nueva intervención.

- Desgaste. Este efecto se da con el tiempo y de manera lenta. Puede contribuir al aflojamiento pero no suele necesitar una nueva operación.

- Rotura. Es el más raro de los casos, ya que los materiales usados en el implante son muy resistentes, pero cuando se da, es imprescindible reoperar para arreglar la rotura o sustituir el implante por uno nuevo.

- Lesiones nerviosas. Se dan muy raramente, únicamente en algunos casos en los que existe una gran deformidad a corregir. Cuando ocurre una lesión en los nervios cercanos a la articulación operada, suele desaparecer con el tiempo. muy deformada para colocar la prótesis. Con el tiempo se suele recuperar la función nerviosa.
Efectividad y duración de las prótesis
En la mayor parte de los casos en los que la prótesis es instalada cuando el paciente ya tiene cierta edad, ésta no necesitará ser cambiada nunca y podrán disfrutar de una vida normal, sin dolor ni malestar. En el caso de personas jóvenes o muy activas, es posible que se necesite llevar a cabo una re-intervención de la prótesis para recambiar total o parcialmente sus componentes. Si bien es cierto que las técnicas y materiales evolucionan rápidamente, proporcionando mayor durabilidad, por lo que las intervenciones de recambio son cada vez menos frecuentes.
DR. ALBERT ARMAN RIERA
DR. ALBERT ARMAN RIERA

Licenciado en Medicina y Cirugia por la Universidad Central de Barcelona en 1988. Realicó los cursos completos de doctorado con los créditos correspondientes por la Universidad autónoma de Barcelona en 1994.

Cirujano ortopédico y traumatólogo. Residencia en dicha especialidad en el Hospital Parc Taulí de Sabadell del 1991 al 1995. En el año 2000 desarrolla formación como Artroscopista y en cirugia percutanea del pie.

Adjunto del servicio de cirugia ortopédica y traumatologia del Hospital Platón. Barcelona. También desarrolla formación en ecografía músculoesquelética en los últimos años, siendo en la actualidad ecografista y Profesor en cursos de ecografia para traumatólogos a nivel nacional e internacional desde 2009.

Faculty en el curso internacional Sonoanatomy los años 2009, 2010, 2011 y 2012. Barcelona Sonoanatomy Group.

Profesor asociado en ecografia musculoesquelética en la Universidad de Barcelona. Facultad de Bellvitge.

Desarrolla su actividad profesional en el Hospital Platón, Clínica vascular de Barcelona y tambien en Badalona.

Ver más